La vida es eso…

Sí, a veces la vida nos parece una mierda, a veces no tenemos ganas de nada y sentimos que todo el mundo se nos viene encima o que la tristeza es tanta que nuestro corazón pesa demasiado.

La vida es eso.

Que las piedras en el camino nos quieran detener, que el fuego queme demasiado, que la lluvia sea tan fuerte que inunda todo por completo, que los que más amamos ya no estén y los mejores amigos se distancien, y sí, esa pareja que creíamos ideal nos engañó, o su padre engaño a su madre o viceversa y eso duele mucho en su corazón, en el colegio le ofendieron y usted llegó a llorar a su habitación, su familia le critica por esa carrera que escogió o al contrario no escogiste ninguna carrera y ¿que harás con ese futuro? los vecinos gritan todo el tiempo y no le dejan dormir o estudiar, 3 materias reprobadas, deudas infinitas, llamadas perdidas, viajes que no salieron y miedos que no se logran vencer, se siente agotado en el trabajo, llega a la casa y  sus hijos no conversan con usted porque el celular está más importante, el ascenso se lo dieron a otro, el préstamo no se lo aprobaron, la universidad está muy cara, mis hijos me dejaron en este acilo y no me visitan…¡el mundo está de cabeza!

A pesar de todo esto, la vida también hermosa

Para que una estrella nazca, hay una cosa que debe suceder: una nébula gaseosa debe colapsarse.

Así que colápsate.
Desmorónate.
Ésta no es tu destrucción.

Es tu nacimiento.

Las piedras las quitamos, el fuego lo podemos apagar o podemos cubrirnos y protegernos, la vida nos permite prepararnos para los diluvios, y nos deja los recuerdos para nunca olvidar a quienes se han ido, y nos presenta nuevas personas, nuevos amigos, nuevos amores que hacen de nuestra vida algo especial, y estas personas nos dan fuerza, nos contagian alegría, esperanza y amor, y el amor sana las heridas del corazón, y el corazón vuelve a sentirse pleno y feliz, y entonces perdonamos, perdonamos a nuestros padres, a la familia, al que nos ofendió, logramos curarnos, aceptarnos, buscamos nuevos horizontes o adaptamos formas nuevas de caminar y de ver, la vida miserable que en algún momento creíamos tener, como una constante de oportunidades. La vida es eso, es levantarse de donde nos caímos, es dialogar para buscar soluciones y paz, es temblar y sentir miedo pero también vencerlo, es darse cuenta que tenemos familia, techo, abrigo y que son bendiciones totales, es sentirse herido y traicionado pero también amado, completo y capaz, es amar lo que nos rodea, es sentirse pleno, es intentar, intentarlo siempre con la seguridad de que todo pasa y de que todo lo vemos y lo sentimos dependiendo de nuestra actitud.

Así que por favor no se detenga, aunque a veces todo vaya mal, aunque digamos que nuestra vida no sirve… no se quede mucho rato sufriendo y gastando la vida en lágrimas, la vida continua y los problemas y el dolor son necesarios para nuestro crecimiento y para entender incluso algunas cosas de nuestra vida personal y de la vida en general.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos
Mario Benedetti.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s