Nadie se va a robar su idea de negocio, particularmente en Costa Rica

Raul Martin del blog Lanzando en Costa Rica escribió este artículo en su blog y lo comparte con nosotros aquí.

El miedo a que le ‘roben la idea’ de negocio a un emprendedor, siempre pasa por su mente… aún cuando no ha hecho nada para trabajarla… aún cuando no tiene valor. Uno pensaría que un país como el nuestro, particularmente en un grupo de Facebook de emprendedores, este tipo de miedo no existe. Sin embargo, vi este intercambio:

RM

Hay más de una cosa que está mal en ese posteo. Pero enfoquémonos en la falta de descripción sobre el proyecto. Primero que todo, en el post inicial no se menciona NADA de la idea. Luego, tras la pregunta de un par de interesados, se da una explicación totalmente genérica. Nadie quiere ver un posteo de 4 párrafos con una descripción, pero si de casualidad a mí me encantaran las plataformas de trading y tuviera total disponibilidad para trabajar en este proyecto, tratar de ‘proteger’ la idea probablemente haría que yo ni leyera el post.

Siguiendo ese análisis, en esta nota se va a hablar sobre las razones por las que nadie le va a robar su proyecto, las razones por las que vale la pena compartirlo, y finalmente, cómo la realidad tica afecta esto.

Razones por las que nadie va a robarle su idea

No vale nada sin ejecución: Usted lo que tiene es un concepto. Claro, si tuviera algo funcional, probablemente no debería dar total acceso al código fuente. Pero con solo una idea, lo que tiene no vale nada, hasta que haga su tarea, investigue, hable con clientes y empiece a desarrollarla, dejará de ser un deseo. Todos tenemos ideas cada día, lo que genera valor es trabajar y desarrollar una.

1-eWXOtwB0AsEfaR7hBoswkQ
Un ejemplo tipico son las pulperias, si a una le va bien, aparecen otras 3 en el barrio

 

Probablemente ya existe: Difícilmente existe un mercado interesante, con un problema gigante que nadie haya decidido atacar nunca. Así que lo más probable es que ya alguien lo está haciendo o ya lo pensó, sea en Costa Rica o en otro país. De hecho, probablemente alguien ya lo intentó y falló en el intento. No significa que no valga la pena hacerlo, simplemente que la ejecución es lo que podría hacer la diferencia.

La gente con talento está ocupada: Las personas con la capacidad para realizar proyectos, ya están trabajando en sus propias ideas. En realidad tienen una lista de ideas que quieren intentar en algún momento. No van a dejar de lado su propio proyecto para iniciar de cero algo nuevo. ¿De verdad creen que alguien va a renunciar o detener lo que está haciendo, investigar sobre el mercado, invertir dinero, construir un equipo, y desarrollar un producto…antes de lo que ustedes podrían?

Si se puede copiar tan fácilmente, probablemente no es buena: ¿Si el concepto es tan simple que hay que esconder la idea, qué tanto valor puede generar? De hecho aún si la esconde y la desarrolla, si llega a hacer dinero a futuro, otros se van a meter al mercado. Si no tiene nada diferenciador, no va a ser exitoso.

En el peor caso posible: Aparece una persona que decide hacer la misma idea que usted. A partir de una conversación, o de una descripción básica de la idea, NADIE va producir exactamente lo mismo que uno. Ahí es donde entra la pasión, el conocimiento propio, y el sentimiento de pertenencia de la idea. La ejecución no se puede robar.

Razones por las que vale la pena compartir su idea

Emular a los que han recorrido el camino: Los emprendedores con experiencia que ya han tenido éxito, no tienen miedo de compartir su idea, en realidad buscan opiniones activamente para mejorarla. Esta retroalimentación toma diferentes formas:

Sirve para filtrar buenas ideas de malas ideas: La mente nos juega trucos a veces. Podemos encariñarnos con una idea solo por ser nuestra. Escuchar la opinión va a ayudar a verla más objetivamente. Otra forma en que estamos parcializados, es porque ya tenemos mucho conocimiento de la misma. Medir la reacción de otros que sean ajenos al proyecto o la industria, puede ser importante para validar un concepto.

Nos ayuda a evolucionar: Compartiendo la idea oímos sobre posibilidades de mercados, clientes, o verticales que no habíamos considerado inicialmente. También podemos ver el problema desde perspectivas nuevas.

Creamos una red de contactos: Mientras otros oyen nuestra idea, podemos conocer a personas que nos apoyen en el camino. No son únicamente mentores, expertos o socios, sino que en este proceso podemos conseguir nuestros primeros clientes o nos pueden referir a personas que puedan estar interesadas.

Análisis del mercado: Siempre vamos a tener competencia, y aunque no sean competidores directos, es importante valorar las alternativas del mercado. Probablemente conocemos cuáles son los productos similares que existen, sin embargo al discutir sobre nuestra idea podemos oír de algunos que quizás no conocíamos, y tal vez más importante, sobre lo que otros consideran que es comparable con lo que ofrecemos y no habíamos visualizado.

Particularidades de Costa Rica

1-9B3mv4W8U4iFYGexcyGvnw.jpeg

Miedo a ‘echarse al agua’: En el país las personas tienen mucha aversión al riesgo. No son muchos los emprendedores, y cuando ya decidieron dar el paso, están trabajando en su propio proyecto. Si por el contrario, uno es asalariado, difícilmente va a tomar la decisión de renunciar y dedicarse a una idea que no es propia, y sobre la que sabe muy poco. Pocas personas van a poner en riesgo su estabilidad financiera a menos que sea una idea que han venido pensando hace tiempo, sea un problema que enfrentan a diario, o que tengan mucho interés en el tema.

Calidad de la retroalimentación: Como en muchos ecosistemas poco desarrollados, la calidad de los comentarios que reciben los proyectos no es la mejor. Hay dos factores por las que esto pasa:

1- Hay pocos emprendedores, así que no queremos desalentarlos con comentarios que puedan ser interpretados como críticas a las ideas. Esto va de la mano con la cultura de ser pura vida, y entonces no queremos generar conflictos.
2-No hay muchos profesionales con un enfoque especializado en muchos temas. En biotecnología por ejemplo, si es posible obtener buena asesoría por el auge de la industria en los últimos años. Pero si hablamos de inteligencia artificial, sobre IoT, sobre carros autónomos…
¿Cuántos expertos/inversionistas especializados hay en estas áreas?
No quiere decir que el expertise no exista, y los ejemplos escogidos son muy especializados adrede, pero en general el volumen de proyectos e inversión, no ha permitido generar expertos en muchos temas localmente.

1-CIiy4nuZORnM4CPlusllrQ.jpeg
Las paletas ya existían en el país, sin embargo a pura diferenciación los Paleteros han captado un mercado importante

En Costa Rica sirve ser el segundo en salir al mercado: Especialmente para emprendedores que suelen no tener muchísimo capital. Al ver al que ‘inició’ el mercado, es posible aprender lecciones de sus aciertos y desaciertos. También se puede ahorrar dinero en educar a los consumidores, ya que ese costo lo tuvo que asumir la primera empresa que entro. En el país no hay una fuerte cultura de servicio al cliente, o de lealtad a las marcas, así que entrar de segundo o tercero, con una estrategia diferenciada, puede generar réditos fácilmente.

Costa Rica es demasiado pequeño: Esto significa que hay pocos proyectos, pero hay una ventaja significativa en cuanto al tamaño de las redes. Por la cantidad de personas, es muy fácil conocer a otros emprendedores, otros inversionistas o a personas bien conectadas. Contrario a economías más grandes, por medio de un contacto estratégico es posible conectarse con personas que en otros países serían más difícil de contactar. Esto va desde jerarcas de instituciones gubernamentales, hasta ejecutivos de empresas privadas. El verdadero reto es conseguir ese contacto inicial, pero una vez dentro, el alcance es amplio.

En cuanto al punto de pocos proyectos, el bajo volumen implica que los inversionistas, los medios y el público no están siendo bombardeados constantemente, esto es una ventaja porque se puede ser más memorable. Una salvedad importante con respecto a este mercado pequeño: puede ser un arma de doble filo. Al destacar y ser visto como un emprendedor responsable y dedicado, esta fama se mantiene. Similarmente, si uno es irrespetuoso, o no cumple con su palabra, esta reputación también va ser conocida.

Hay varias organizaciones, aceleradoras y grupos donde se puede buscar ese primer contacto. No temamos a ir a tocar puertas, compartir nuestras ideas y buscar retroalimentación. El miedo mata la innovación, mientras que la colaboración, más en Costa Rica que en otros países, es la estrategia ganadora.

Raul Martin.

Visiten su blog y encontrarán más notas sobre emprendedurismo y Pymes en Costa Rica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s